Cada uno tenemos nuestros propios sueños húmedos y el de este tío ha sido siempre el de montar un trío con dos gordas. Siempre ha estado obsesionado con perder la polla en el culo de dos chicas rellenitas y en los clubs de alterne que frecuenta se quedaba con las ganas porque nunca tenían dos regorditas disponibles para él. Al final ha ahorrado dinero y ha contratado a dos expertas chicas de compañía para poder hacer realidad su sueño.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 37.019 vistas