Lo increíble es que mientras hace lo mismo mejor le funciona. Parece que se especializa en embaucar a jóvenes de masajes y ellos caen redondos en sus garras. Esta obesa tetona siempre llama al mismo servicio que va a domicilio para relajar los músculos. Ella recibe al chaval y se quita la ropa, cuando este esta desprevenido, ella le está chupando la polla y ya los ha hecho suyo. Luego los acuesta en la cama y termina follando con ellos. Los cabalga con tanta fuerza que los chicos no se quieren ir para no dejar de sentir ese coño jugoso.

Detalles del vídeo

Duración: 06:05
Visualizaciones: 7.628 lecturas