Un teléfono móvil tiene muchas funciones hoy en día, al punto de que los llamamos aparatos inteligentes, aunque técnicamente no es así. Pero desde pedir una pizza hasta saber cuál fue la última comida de Hitler son cosas que puede saber o hacer. Pero esta obesa tetona no tiene tiempo para tanto, ella lo único que hace es llamar a su amante y luego que él llega saltar sobre su polla para comérsela. Su única prioridad en la vida es estar cabalgando salvajemente la polla de su macho y que su coño obtenga todo el placer sexual que ella desea.

Detalles del vídeo

Duración: 11:00
Visualizaciones: 8.909 lecturas