Un Santa Claus callejero pilló a esta cerda obesa masturbándose, la vio a traves de la ventana. Y es que precisamente uno de sus regalos era un dildo y por supuesto no podía dejar de probarlo. Pero claro, cuando aquél extraño hombre entró en su casa no podía dejar escapar a aquella cerda tetona, por lo que le dijo que le chupara la polla. La suerte qeu tuvo es que la putita estaba muy cachonda, por lo que lo hizo sin rechistar.
Un rato después se estaba cogiendo a la obesa mientras ella sentía la excitación típica de cuando te folla Santa Claus, solo que este estaba más delgado y además tenía un buen rabo.

Detalles del vídeo

Duración: 07:59
Visualizaciones: 1.332 lecturas