Un día normal ella se puso a pensar sobre qué estaba haciendo con su vida, luego se dio cuenta que vivía en una época dorada para su raza, ya no tenía que verse a sí misma como diferente o inferior, ella podía hacer lo que quisiera y nadie le podía decir que no. Es maravilloso ver como las cosas cambian y ahora una negra obesa puede estar tragándose la polla de un tío blanco y nadie puede cuestionar eso. Eso es un verdadero progreso y no se ha logrado cancelando personas en las redes sociales, se logró con sangre y valentía de unos pocos que hoy casi nadie recuerda.

Detalles del vídeo

Duración: 08:00
Visualizaciones: 3.274 lecturas