La rutina diaria es algo que a ella no le afecta para nada. Es un ama de casa que sabe distribuir su tiempo entre lo que quiere hacer y lo que debe hacer. Primero lo que no le gusta: atender la casa, limpiar y cocinar. Pero después que todo está en su lugar, llega la hora de premiarse y darse un poco de cariño a sí misma. Eso para cuando llega su macho a darle sexo a su negra obesa. Esas tetas gigantes y ese coño gordo no se atenderán solos, así que el tío saca su enorme polla negra para tener un rato clavada en la raja grande de su zorra.

Detalles del vídeo

Duración: 29:22
Visualizaciones: 14.965 lecturas