Hay algunas mujeres con obesidad mórbida que hay que follarse si o si, y esta cerda es una de ellas. Se trata de una mujer madurita, pero con mucho vicio en su gran cuerpo. Sus dos gigantescas tetas no hacen más que adornar un cuerpo grasiento pero atractivo, es puro morbo esta cerda. El hombre con el que está es uno de estos llamados “follagordas”, le van las mujeres grandes y se folla a todas las que puede. Algunos lo conocerán, su nombre es jeff.
La cerdita comienza comiéndole la polla, pero poco después ya tenía el rabo de ese hombre dentro de su coño. Además busca una postura algo complicada para follarse a una mujer de su tamaño, ya que lo hace desde atrás. Hay que tener en cuenta que con el culazo que tiene poder llegar hasta su coño es algo complicado en esa postura, pero el tío es todo un experto follando con obesas.

Detalles del vídeo

Duración: 08:08
Visualizaciones: 18.268 vistas