Su marido está más interesado en el móvil, es de entenderse porque pasan tantas cosas y tan rápido, que hay que estar atento para no perderse nada. El mundo hoy en día se ha vuelto más divertido de lo que era antes, así que él no puede dejar de checar las redes sociales. Pero la obesa aprovecha mientras él esta distraído para hacerle una mamada, hace que se le ponga dura y luego esta un rato montando su polla en el sofá. Él ni siquiera tiene que hablarle y es lo mejor, porque ella se la mete en el coño y se mueve hasta que se ha venido muchas veces y hace que él se corra.

Detalles del vídeo

Duración: 11:40
Visualizaciones: 10.647 lecturas