La chica sale a comprar comida solo para desayunar, en eso se le va medio día porque necesita comer mucho para mantener su peso. Ella no cree que deba para mientras pueda caminar, sobre todo porque siempre que está en la calle, consigue un desconocido que se ofrece para estar follando con ella. Las grandes tetas que tiene deben hacer algún efecto en los pervertidos que apenas la mira, ya quieren meterle la polla en la boca. Y ella muy feliz porque siempre que sale, consigue alguien que quiere darle una follada a su coño y a veces, hasta le dejan dinero.

Detalles del vídeo

Duración: 06:01
Visualizaciones: 3.739 lecturas