Tal vez un poco cansada de ver como hombres muy pequeños intentan llegarle la altura, la obesa española intenta llevarse ella misma a nuevas alturas. Parece que ser grande, para una mujer, también puede ser un problema, no solo gorda sino que también muy alta. Pero eso está resuelto porque ella ha conseguido un tío que tiene una polla gruesa que ella se puede meter por el coño y además poder sentir placer. Ya los días de polvos insípidos han pasado porque ahora tiene uno que la puede follar como una perra y hacerla gozar, además sin el temor de romperlo en dos pedazos con su peso.

Detalles del vídeo

Duración: 06:15
Visualizaciones: 4.861 lecturas