Para mucha gente el trabajo suele ser aburrido, otros se obsesionan a tal nivel que no quieren hacer otra cosa que estar trabajando. Pero parece que hay algo que esos obsesivos saben que los demás no, y es que ellos hacen algo que no pueden hacer comúnmente y por eso no quieren salir de la oficina. Como esta obesa enorme que acostumbra a masturbarse en horario laboral y por eso su oficina es el lugar más cómodo en todo el mundo. Las enormes tetas de la gorda y ese coño gigante reciben muchas caricias cuando se supone que debería estar haciendo sus obligaciones.

Detalles del vídeo

Duración: 10:26
Visualizaciones: 9.643 lecturas