Los hombres fueron enviados a la tierra para abrir frascos y alcanzar cosas altas. Antiguamente para dar sus vidas en la cacería y dejar alguno que otro espermatozoide para que la especie siguiera creciendo. Pero más de eso, no sirven para nada. Y esta obesa lo sabe bien y además lo demuestra, porque ella tiene un dildo negro con el que se la pasa dándose placer y que además jamás le dirá que tiene que descansar porque se ha corrido. Ni siquiera tiene que hablar con este porque es un objeto inanimado y este tiene mucha resistencia además.

Detalles del vídeo

Duración: 11:12
Visualizaciones: 2.838 lecturas