Su marido se fue de la casa, él prefirió estar con su secretaria que era muchos años menor que él y con un seguro interés en su cuenta de banco. No quiso pensar en otra cosa más que lo bien que se veía con ella al lado sin importarle que su patrimonio terminara lapidado en pocos años. Pero la enorme obesa no entro en depresión, porque ella sabe que con un enorme culo puede estar montando una polla salvajemente y cualquier hombre estaría feliz de meterle la polla dentro del coño. Y obviamente es algo que ella aprovecha como puede ya que sabe que mientras más vieja será más difícil.

Detalles del vídeo

Duración: 08:03
Visualizaciones: 1.741 lecturas