Si te pones en el lugar de una jovencita de 19 o 20 años que un buen día acude a un casting porno y le dicen que tiene que follar con un hombre negro al que le mide la polla más de 20 centímetros, cualquier chica se impresionaría y tendría serias dudas sobre lo que está a punto de hacer. No os preocupéis chicas porque esta sensación dura el tiempo que tarde ese hombre en clavaros la verga, después será coser y cantar, atentos a lo lubricado que tenía el coño esta gordita después de un par de cabalgadas.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 19.986 vistas