Cuando uno va a echar un polvo con una gorda por primera vez en su vida, es normal que se encuentre con ciertos problemas a la hora de estar con ella en la cama porque no sabe ni cómo ni por dónde cogerla para hacérselo de la mejor forma posible. Este chico es negro y llega donde quiere con su polla pero si hubiera sido un blanco, la chica a la que se ha follado no se habría percatado absolutamente de nada a pesar de que le ha dado más vueltas que una peonza par poder echarle un polvo.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 14.373 vistas