Parece que eso de ser el hombre de una casa ya no es como antes, era mucho más simple y las reglas eran más claras. Salías a cazar y volvías con una presa para comer, luego podías irte donde las putas a emborracharte antes que el ciclo empezara de nuevo. Pero ahora es trabajar, complacer a tu mujer, sacar la basura y muchas otras cosas más. Y este tío ni dormido su esposa gorda deja de montarlo. Quiere tener su polla en todo momento y no le importa que este cansado, ella se la chupa y luego se la mete ella misma dentro del coño para hace que se corra.

Detalles del vídeo

Duración: 17:01
Visualizaciones: 7.459 lecturas