A pesar de que este chico lo tiene todo para convertirse en uno de los mejores actores porno, lo cierto es que estaba temblando como un flan antes de su primera escena y eso que tuvo el placer de debutar con una actriz gordita más que experimentada. La muy cerda intentó por todos los medios posibles facilitarle la faena pero claro, cuando tienes que maniobrar con una polla tan grande como la del joven la cosa cambia y hay que ingeniárselas para estar a la altura del polvo.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 33.306 vistas