Ya llego a su meta de los 150 kilos y su recuperación continua, ya puede salir de su casa y su negocio de follar por dinero en casa, ya debe cambiar. Ahora tiene que salir a la calle a buscar clientes como las otras putas. Pero la negrita obesa lo ve más de un punto corporativo, porque entra a un sitio simulando buscar empleo y termina follando. Ella solo quiere un hombre que acceda a meterle la polla dentro del coño y le pague algo de dinero, no es fácil conseguirlo así que ella tiene que abrir las piernas para mostrar su raja. Ya viendo sus tetas sí que lo consigue.

Detalles del vídeo

Duración: 33:52
Visualizaciones: 5.918 lecturas