Según aseguraba era la primera vez que hacía algo así, decía no ser una chica fácil, pero viendo lo guarra que es en este vídeo a uno le entran dudas de ello. Para esta ocasión tan especial decidió hacerlo con un buen amigo suyo, ya no solo por la amistad que tenían sino más bien porque el tío presumía de tener una polla enorme (y con razón). Al poco de empezar este vídeo casero la zorra ya le estaba ofreciendo su culo para que lo perforase, aunque se dio cuenta de que era pronto y le hizo una mamada. Eso si, después de chupársela el tío procedió a hacer lo que habían ido a hacer.

Estuvo perforanzo a aquella gorda negra en diferentes posturas, menudo culazo tenía la guarra, y no veas como disfrutaba mientras se la metía. Al final acabó corriéndose en sus enormes nalgas.

Detalles del vídeo

Duración: 30:08
Visualizaciones: 53.858 vistas