La vida la puso en una posición donde tuvo que escoger entre el amor y el deseo, ella creció viendo novelas que decían que lo primero era importante pero luego de madurar, se dio cuenta que solo eran historias para dormir. Ahora hace lo que realmente le hace feliz, aunque sea por un momento pero por nada cambia esa sensación de ser clavada como una perra. ¡Así es que le gusta que le claven una polla dentro del coño y si es muy grande mucho mejor! Porque sus orgasmos diarios definen su felicidad y en la vida, eso es lo único que importa para la negra gorda.

Detalles del vídeo

Duración: 32:48
Visualizaciones: 4.128 lecturas