Un día piensa que esa moda de dejar de comer es un poco morbosa, parece que hay cierto placer en ver a las personas intentando ser talla seis y no lograrlo, ¡porque nadie usa esa talla! Pero todo eso es algo muy ajeno a ella y lo piensa a modo de reflexión en momentos de ocio, ya que en sus buenos ratos, la negra con tetas inmensas está siendo clavada por una polla muy larga. Su marido, en cambio, si tiene que estar en forma para poder darle placer a su coño gordo, ese que siempre siente ganas de una follada y que no va a esperar por nadie porque ella es una gran puta.

Detalles del vídeo

Duración: 05:00
Visualizaciones: 7.323 lecturas