Un hombre decide poner un paro y empezar a hacer las cosas bien, ya no quiere andar con sus amigos de farras y ahora va a dedicar todo ese tiempo a una sola mujer, esta se hará con sus ganancias laborales y decidirá que hará con el resto de su tiempo cuando no esté trabajando y complaciendo sus caprichos. Pero aparece una negra con un culo obeso que se mete a su casa y este vecino casado tiene que romper sus votos para follarla, ella quiere estar montando su polla y contra eso no hay absolutamente nada que hacer. Tuvo que probar ese coño.

Detalles del vídeo

Duración: 11:08
Visualizaciones: 4.046 lecturas