La mujer sabe que tener hijos y luego ponerse a comer como loca, no es buena idea. No importa que tan alta sea tu estatura, siempre la gravedad hace lo suyo. Pero también entiende que lo único que ve un hombre es lo que siente, ellos no pueden percibir ciertas perspectivas y por eso las fotos de Instagram tienen éxito. Así que la negra barrigona solo se ocupa de estar cabalgando el pollón de su marido y este nunca vera que ella está muy golpeada físicamente. Su coño se encarga de segarlo y mientras este pueda correrse en cualquier de su cuerpo, estará contento y no notara lo fea que esta.

Detalles del vídeo

Duración: 32:48
Visualizaciones: 8.285 lecturas