Este matrimonio necesitaba dar un cambio drástico a su vida sexual y decidieron de mutuo acuerdo montar un trío, por supuesto la agregada en cuestión tenía que ser una chica. La mujer puso un anuncio y se encargó de seleccionar a las candidatas mientras su marido trabajaba, pero aquel día llegó antes de hora y encontró a su señora con el puño dentro de la gorda que fue a hacer el casting. No había más tiempo que perder, esa era la candidata idónea…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 19.779 vistas