Allí en el sofá estaba la cerda de mi novia comiendo patatas fritas y otras mierdas. Luego dice que quiere adelgazar la puta, pero a esa marcha aun puede que pese el doble que ahora. Sin embargo a mi no solo no me importa, sino que me gusta que sea así de grande. Yo le llevé otra bolsa de patatas, para que no pasase hambre la zorrita, la quiero mucho.
Como premio me hizo una buena mamada de polla y poco después la desnudé y la penetré. Luego al ver el vídeo me di cuenta de que me la follé encima de toda la comida, había patatas tiradas por el sofá, por el suelo… mi gorda come como un animal, pero el resultado me encanta. Mira que tetazas, que culo, que michelines… me pone tan cachondo verla así que es imposible estar más de un día sin follármela.

Detalles del vídeo

Duración: 20:06
Visualizaciones: 11.636 vistas