¡A qué mala hora me follaría a una compañera de trabajo!. Mi mujer me pilló en plena infidelidad y para lograr que me perdone he tenido que acceder a cumplir una de sus fantasías sexuales. Pensaba que yo estaría presente en esa fantasía pero no imaginaba que sería de esta manera. La muy puta me ha hecho estar presente en el salón de casa mientras ella se follaba a un chico jovencito sin poder hacer ni decir nada.


Detalles del vídeo

Visualizaciones: 24.352 vistas