Muchos dicen que mi esposa está gorda, pero viéndola follar te importará que tenga más o menos barriga. Lo cierto es que es una zorrita insaciable, siempre me está pidiendo sexo y por mi encantado, porque me encanta follar con ella. Cuando la pongo a cuatro patas siento como se mueve su barrigona, eso me pone muy cachondo. Sus tetas son pequeñas, pero eso no me importa lo más mínimo.
Además nos llevamos bastantes años, ya que yo no soy más viejo que ella. Así que cuando quiero hago con ella lo que me apetece, como ordenar que vaya a darse una ducha.

Detalles del vídeo

Duración: 20:09
Visualizaciones: 20.671 vistas