No debe ser sencillo para un monitor de gimnasio tener que reprimir sus impulsos ancestrales ante tanta mujer sudorosa y vestida con ropa ajustada. De vez en cuando, este tío echa una canita al aire con alguna chica en la sala de musculación y les ofrece un servicio de masaje muy completo. Tan completo es el servicio que no sólo consiste en rociar todo su cuerpo con aceite para dejarlas relajadas sino que incluye también una buena follada.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 20.631 vistas