Esta gordita rubia le ha cogido el gusto a llamar al médico a domicilio por cualquier tontería, tener fiebre y un leve dolor de garganta no es motivo de urgencia, pero para ella tener ganas de follar si lo es. Los médicos se rifan la visita porque saben que es polvo seguro y hoy le tocó follar al más joven de la plantilla, sin duda se empleó a fondo para reanimarla…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 12.573 vistas