Mi hermana me puso muy caliente, nunca me había sentido así y llegamos al incesto. Los dos somos cristianos y sabemos que hay ciertos límites para todo, pero ese día no nos pudimos controlar y ahora estamos muy arrepentidos. Entre en su cuarto y estaba con sus tetas al aire. No es que sea una chica muy guapa, de cara es más bien fea y está gorda. Pero aun así y además siendo mi hermana me puse muy cachondo. Agarré una cámara y comencé a grabarla, pero ella se puso a jugar con mi polla, así que grabé todo lo que me hacía. Me comía la polla como una profesional, la zorra sabía bien como hacerlo.

Después se puso a cuatro patas y al ver su enorme trasero me excité mucho más, iba a follarme a mi hermana y estaba deseándolo. Sin pensármelo mucho fui hacia ella y la penetré por detrás. Estuve un rato culiándola pero pronto me di cuenta de que podía dejarla embarazada, así que la saqué y le dije que me la siguiera mamando. Así fue como me corrí.

Ahora los dos nos sabemos si vamos a ir al infierno por ese desliz, aunque en realidad en la biblia hay unas cuantas referencias al incesto, ¿no?

Detalles del vídeo

Duración: 09:58
Visualizaciones: 34.076 vistas