Que dos cuñados se vean o incluso tomen algo es una cosa normal. Lo que tal vez el hermano de este hombre no sepa es que estos dos cada vez que lo hacen es para follar. No puede resistirse a las enormes tetas de esta madura ni a sus muchos michelines de su gran barriga. Todo en ella despierta vicio, y por suerte la zorrita es una auténtica ninfómana viciosa a la que le encanta el sexo, especialmente si implica ser infiel a su marido.

Tras una buena follada improvisada en el sofá acabó echándole todo el semen en su boca, la misma boquita que utilizará para dar un beso a su esposo cuando llegue de trabajar.

⇓ Descargar Vídeo HD

Detalles del vídeo

Duración: 10:53
Visualizaciones: 25.499 vistas