Esta enfermera tiene unas técnicas para curar a sus pacientes que son de lo más eficaces con los hombres. No hay ni uno que pase por sus manos que no acabe como nuevo después de tener una visita con ella. Como sabe que hay pocos tíos dispuestos a decir que no a echar un buen polvo con ella, aprovecha su condición de enfermera para insinuarse a todos los chicos que le gustan. Sus superiores no le dicen nada porque a ellos también se los ha follado.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 55.411 vistas