Ganarse la vida como modelo fue solo una etapa para ella, siempre supo que eso era momentáneo y que no iba a durar para siempre. Por eso cuando se vio madurita y subida de peso, no hizo un drama, se hizo las tetas y siguió con su vida. Ahora pasa sus días cabalgando salvajemente una polla. Ella es la vecina que tiene mucho sexo con todos los que viven cerca de ella. También es muy buscada por tener un coño muy caliente, hace buenas mamadas de verga y tiene grandes tetas. Básicamente es una mujer a quien nadie le va a negar una follada.

Detalles del vídeo

Duración: 12:37
Visualizaciones: 7.488 lecturas