En la parte de atrás de su casa, hay una especie de granero. Ahí su padre tendía a guardar herramientas y hacer cosas que hacen los hombres cuando nacieron hace más de cincuenta años. Pero ahora ella es la dueña de todo porque el viejo ya no está en este mundo y no va ella a cambiar nada. Lo que si hace es darle un uso diferente, porque la madurita con tetas gordas, lo que quiere es ser clavada por un macho hasta el fondo y no puede ver que hay uno cerca, entonces hace que le meta su polla y complazca su raja. Porque así son todas las putas zorras.

Detalles del vídeo

Duración: 20:16
Visualizaciones: 4.273 lecturas