Su ropa se la hace su mujer amiga, no hay ninguna tienda que pueda ayudarla con eso. Además se cansa mucho estando de pie, por eso debe sentarse cada cinco minutos. Tampoco es fácil abastecer la despensa, necesita mucho dinero y tiempo. Pero son solo pequeñeces porque la madura obesa tiene enganchado a un hombre con una polla negra bien grande y no lo dejara ir por nada del mundo. El tío está obsesionado con su gordura y la hace llegar al orgasmo muy rápido. Así que ni ella ni su coño van a renunciar a eso por nada del mundo.

Detalles del vídeo

Duración: 06:04
Visualizaciones: 7.572 lecturas