Decirle a tus amigos que tienes un gimnasio en casa sin duda “da el pego” y seguro que todos piensan que eres un máquina haciendo abdominales, pero esta gorda madura no les cuenta toda la verdad a sus amigas y es que pasa más tiempo follando con su marido que haciendo ejercicio, en cualquier caso también es una buena opción para mantenerse en forma y quemar las grasas que te sobran. De momento aún le queda mucho por hacer a esta madura gorda, pero si algo es gratis en este mundo es follar y tienen todo el tiempo del mundo para ejercitarse fornicando. Como mucho el único peso que cogerá esta madre amateur es el de la leche que le deja su marido cada vez que se corre dentro de su coño, pero no es nada en comparación al sobrepeso que sufre en sus carnes. En fin compañeros de pajas, aquí tenéis otro método para bajar kilos y con el que seguro que tendréis ganas todos los días de poneros en marcha, seguro que no os entrará pereza…


Detalles del vídeo

Visualizaciones: 3.269 vistas