Era una mujer madura con enormes tetas y muy zorra. El chico llamó a la puerta de su vecina y ella le abrió. Acababa de salir de la ducha y apenas llevaba ropa, algo que sin duda no pasó desapercibido. Ya era una señora veterana, pero aun así le encantaban los jovencitos como él. Pronto se quitó la ropa y mostró sus tetazas a su vecino, el cual quiso disfrutar de ellas y lo hizo.

Aunque no llegó a penetrar su vagina la zorra si que supo como hacerle disfrutar, tanto con su boca a base de mamadas, como haciéndole pajas cubanas con sus enormes pechos. Ella también se masturbaba muy excitada, todo aquello la había puesto muy caliente.

Finalmente su vecino acabó eyaculando en la cara de aquella guarra, la cual estaba más que encantada de sentir toda aquella leche caliente.

Detalles del vídeo

Duración: 29:15
Visualizaciones: 29.453 vistas