La belleza ya se había acabado cuando ella llego, a cambio, le dieron algo que le duraría más y que le serviría mucho mejor. Es lo que hace un buen servicio: cuando te fallan, te compensan para que no sientas que has perdido algo, todo lo contrario, debes sentir que has ganando. Y está madura con sus tetas gordas claro que se lleva una buena parte, porque siempre está a cuatro patas y follada como una perra y eso es lo que toda mujer en el mundo quiere. Solo que algunas no admiten que su coño necesita una polla y luego se vuelven activistas que odian a los hombres.

Detalles del vídeo

Duración: 22:01
Visualizaciones: 1.607 lecturas