En la casa siempre hubo la idea de una cosa es para todos los que lo necesiten. Desde comida hasta vibradores. Por eso esta madre y su hija comparten sus dildos, no solo de forma individual sino que también se masturban juntas y se chupan el coño. Aunque no son lesbianas y cuando dos mujeres de la misma familia tienen sexo, no es incesto. Pero también invitan a sus amantes para que las follen al mismo tiempo. Es cuestión de espacio, porque tienen una sola habitación en casa y es mejor compartir pollas a tener que hacerlo cada una en una habitación.

Detalles del vídeo

Duración: 07:49
Visualizaciones: 15.991 lecturas