Su mujer es una gordita fea, ella no tiene buen cuerpo y mucho menos tiene gracia. No es simpática, tampoco es lista y mucho menos es que sea un genio de la cocina. Sus cualidades visibles se pueden contar en cero y habría que ser bondadoso con ella para decir que tiene un buen corazón. Pero ella es muy feliz y además tiene un marido que está contento con ella; al menos no la piensa devolver. Porque puede estar follándole el culo cuando él quiera y además dejarle el ojete lleno de semen. Incluso ella misma se la mete y no se queja del tamaño de la polla de su esposo.

Detalles del vídeo

Duración: 05:12
Visualizaciones: 7.039 lecturas