Que pese 150 kilos no es problema. O realmente sí, es un problema económico para cualquiera pero para él es algo que no tiene trascendencia. Ya que ella es puta callejera y se puede costear su manutención. Así que su mujer negra, quien tiene un coño gigante, disfruta mucho de las lamidas de coño que su macho le da y eso es lo que él hace para mantenerla feliz. No le importa lo que ella haga con otros hombres siempre que él pueda también darle buenas folladas y que no tenga que pagar por eso. Es lo bueno de tener una zorra como novia, que no pagaras nunca más por follar.

Detalles del vídeo

Duración: 04:46
Visualizaciones: 8.313 lecturas