La guerra y él no volvió a ser el mismo, pero ella se quedó con él porque pocas eran sus opciones: no hay machos disponibles porque todos habían muerto por los conflictos. Pero siempre supo que ayudar a los más jóvenes le traería algunos beneficios para su propio placer y ahora que es una vieja gorda, no deja de hacerlo. Y como sabe que se viene con lamidas de coño, entonces tiene un chaval que lo hace y luego de que ella le hace una mamada, este termina follándola con muchas ganas. Ha sido una vida dura pero llena de muchos placeres sexuales.

Detalles del vídeo

Duración: 06:06
Visualizaciones: 6.906 lecturas