No se casó nunca pero aun así tiene muchos amigos hombres. Todos sus sobrinos están muy pendientes de ella y siempre le preguntan cuándo van a tener primos. Pero ella solo sonríe porque sabe que a su edad, esa opción ya no es posible. Pero aunque pudiera, la vieja gorda tiene un vicio un poco peculiar y que le gusta que la maltraten físicamente. Es masoquista y se sodomizada es algo que le causa placer. Y ahora está muy feliz porque consigue que el vecino le azote el culo bien fuerte y mientras la da latigazos, ella tiene orgasmos múltiples.

Detalles del vídeo

Duración: 14:37
Visualizaciones: 10.443 lecturas