Ante las malas notas del muchacho sus padres habían considerado que una profesora particular le diera clases con el fin de mejorar sus resultados académicos. Sin embargo aquella mujer madura tenía unos planes bastante diferentes. No podía negar que ese chico le ponía cachonda, y no es para menos. Se trataba de un joven delgado y atractivo. Ella era una mujer ya vieja y algo gorda, no sabía si iba a fijarse en ella, hasta que cayó en la cuenta de que un chico de su edad se follaba a todo lo que se movía, y ella pensaba moverse mucho.
Se echó sobre él y comenzó a besarle, el muchacho se devolvió los besos. Después tocó su paquete y comprobó que estaba duro, por lo que siguió desnudándole hasta sacarle fuera la verga.
Los dos sabían que no había nadie más en casa, por lo que aprovecharon y fueron a la habitación para así disfrutar de una buena follada en cama matrimonial, que menos. Penetró a la vieja, la cual le mostró su ernorme y firme culazo, amén de sus enormes tetas.
Al final mientras la zorra le hacía una mamada final el chico se corrió en su cara. Así si que da gusto aprender.

Detalles del vídeo

Duración: 06:15
Visualizaciones: 5.232 lecturas