Es la señora que siempre toca la puerta de los hombres solteros llevándoles un pedazo de tarta caliente que acaba de hacer. O algunas veces lleva galletas y otras simplemente les dice que cualquier cosa que necesiten ella está a la orden. Pero la vecina obesa es muy ardiente montando una polla y eso hace que todos esos tíos terminen metidos en su casa follándose su coño todos los días. Se tienen que turnar pero está bien para la madura porque tiene todos los días con quien follar. No se cansa de tener una verga dentro de la raja.

Detalles del vídeo

Duración: 08:00
Visualizaciones: 3.845 lecturas