Todos vieron un poco extraño cuando esa mujer sola se mudó a esa casa tan grande, se preguntaban como haría para pagar todo ella sola y además encargarse del mantenimiento. Pero resulto que ella sabía bien lo que hacía y que no necesitaba un marido para tener todo lo que una mujer casada puede tener. Porque la vecina gorda siempre mete un tío a su casa para que se folle su coño y ella poder estar comiendo su polla. Luego antes de irse debe dejarle algo de dinero o colaborar sacando la basura al menos. Es muy lista la zorra y ya tiene todo resuelto.

Detalles del vídeo

Duración: 08:00
Visualizaciones: 5.037 lecturas