Su marido trabajo mucho y además ciertas habilidades para hacer dinero. Aunque no tanta visión para hacerlo en grande, pero si le puede muchas comodidades. Naciendo en suburbio modesto, para ella es suficiente. Por eso no quiere dejarlo, tres comidas gratis son bastante para cualquier zorra como ella. Pero la rellenita pelirroja también disfruta de la vida a su manera, porque no deja de venirse con su amante mientras están follando. Adora tener su polla dentro del coño pero este no es de los que se ponen a vivir con las zorras que se follan y mucho menos trabajar para ellas.

Detalles del vídeo

Duración: 27:13
Visualizaciones: 2.258 lecturas