Acepto casarse pero en ningún momento hizo votos de esclavitud, eso de ser fiel es no abandonar al hombre a menos que este enfermo o en banca rota. De resto no hay nada más que explicar porque su coño es suyo y es su decisión. Así que la rellenita negra cree que la fidelidad es cosa del siglo pasado y no es más que una utopía. Por eso cada vez que su esposo sale a trabajar, ella mete un hombre que quiera darle una follada a su coño y luego de hacerle una mamada, se goza un polvazo casual. Eso lo hace a diario y gordita no tiene problemas que la llamen puta.

Detalles del vídeo

Duración: 12:00
Visualizaciones: 6.804 lecturas