Luego de tanto problema, estaba convencido que lo mejor era ir por cigarros y no volver más. Ya la situación estaba muy tensa y eso algo que ningún hombre quiere en su vida. Pero parece que la putita de su hijastra lo quería en casa y estaba lista para hacer lo que tenía que hacer para que no ser fuera. Así que un día abre los ojos y la jovencita rubia está montando su polla, la zorrita tiene un culo bien gordo y luego de sentir su coño, ya estaba cambiando de opinión. Ahora todos los días le da folladas y parece que ella está muy feliz con la polla de su padrastro dentro de la raja.

Detalles del vídeo

Duración: 08:00
Visualizaciones: 6.071 lecturas