Un día tu vecina te invita a tomar un té en su casa y piensas que porque es soltera solo necesita cambiar una bombilla, pero entras y notas que hay otro invitado y ya te pones a pensar que ella piensa que los hombres son unos inútiles que no pueden cambiar una bombilla solos. Pero resulta que después se pone caliente y ambos tienen que sacar sus pollas para metérsela en la boca. Resulta que la rubia obesa es tan caliente que necesita dos vergas para ella sola, no se complace con una y necesita hacer un trio para que su coño este satisfecho.

Detalles del vídeo

Duración: 06:00
Visualizaciones: 3.971 lecturas